Subir

Dejar que comience haciendo una pregunta, ¿Cuántos de vosotros interactuáis con robots en vuestro día a día? Seguramente muchos digan que poco o nada. Esta creencia se debe a que la mayoría de la gente tiene una imagen del robot salida de la ciencia ficción, Bien, ¿Y sí os dijera que la mayoría interactuáis con robots todos los días sin que os deis cuenta?, la verdad es que los robots adoptan muchas más formas de las que creemos.

Por ejemplo, pongamos el caso del bot (diminutivo de robot) un nombre que aparece cada vez más en los medios. ¿Qué es un bot exactamente? Un bot es un programa informático que lleva a cabo automáticamente tareas repetitivas. El objetivo principal es que imite el comportamiento del ser humano en esas tareas, pero de forma mucho más eficiente. Utilizamos bots todos los días al realizar tareas rutinarias como una búsqueda en Google o consultar nuestras redes sociales.

Ahora veamos las aplicaciones prácticas, estos suelen ser los usos más comunes de los bots:

  • Rastrear la web en búsqueda de nuevos contenidos.
  • Realizar envíos masivos de correos electrónicos.
  • Chatear con los clientes de tiendas online ofreciendo asistencia limitada las 24 horas del día.
  • Pedir comida o hacer una reserva en un restaurante a través de una app móvil de forma automática.
  • Corregir textos, errores tipográficos e incluso hacer predicciones de texto.

Aunque por norma general los bots existen para hacernos la vida más fácil, al final son herramientas, y todas las herramientas pueden ser utilizadas para bien o para mal. Así pues los bots pueden ser amigos o enemigos y os voy a ofrecer un pequeño resumen de ambos para qué veáis hasta que punto influyen nuestro día a día.

 

Bots “amigos”

Rastreador web o crawler

Los rastreadores web -arañas o crawlers– se dedican a examinar y recopilar la información de las páginas web, luego las clasifican y ordenan en función del algoritmo del navegador que estemos utilizando. Las búsquedas que hacemos en Google serían imposibles sin estos bots.

Bot de envío de emails

Son programas para organizar el envío de mails a un gran número de personas. Se utilizan comúnmente en las estrategias de marketing. Son una forma estupenda de mantener informados a los clientes, ya sea para anunciar nuevos productos o mantenerlos al tanto de las últimas noticias.

Bots de monitorización de páginas web

La información es clave para saber qué estamos haciendo bien y qué estamos haciendo mal. Los bots pueden monitorizar la página web y recopilar información relevante cómo número de visitas, qué contenido es el más visto, rendimiento de la página y mucho más. Esto nos permite rediseñar la página para hacerla más atractiva a los usuarios

Bots en redes socialesAl igual que los emails, hay bots que permiten automatizar la publicación y eliminación de contenidos en las redes sociales. Agilizan mucho la gestión del proceso, sin embargo aún tienen funcionalidad limitada y por eso es bueno que se supervise o podrían publicar o quitar contenido de forma errónea.

Chatbots

Si alguna vez has charlado con atención al cliente de alguna empresa o tienda online, te sorprendería saber cuantas veces te está respondiendo un chatbot. Eso es porque hay varios que han alcanzado tal nivel de complejidad que se pueden confundir fácilmente con una persona. Su principal ventaja es que permite dar atención 24 horas al cliente.

Voicebots o asistentes virtuales

Siri, Alexa, Cortana, etc… los llamados asistentes virtuales son la nueva evolución de los bots. La complejidad de su programación les permite actuar casi como un asistente humano. Varias predicciones señalan que en el futuro todos tendremos un asistente virtual privado capaz de adaptarse a nuestras necesidades sin problema, como una secretaria digital a tiempo completo.

 

Bots “enemigos”

Ciberataques con bots

Los cibercriminales utilizan miles de bots para acceder o inutilizar todo tipo de sistemas. Los ataques realizados por redes de bots muy organizadas y difíciles de rastrear, ya que suelen actuar desde varios servidores repartidos por todo el mundo. Uno de los ataques más comunes es cuando se produce una subida crítica de tráfico en una página y esta colapsa.

Spambots

La cara oscura del envío de correos masivos. Los spambots tienen varios usos, el más común es bombardearnos con publicidad, la mayor parte falsa, con el objetivo de engañarnos para recopilar nuestros datos, timarnos o instalar malware en nuestro ordenador.

Granjas de bots

Este tipo de bots ha cobrado gran protagonismo en los últimos años y se pueden considerar la aplicación criminal de los bots a las redes sociales. Se dedican a generar perfiles falsos en las redes para luego compartir información falsa, comúnmente conocida como fake news, o crear “ruido” en un determinado perfil para mejorar o empeorar su reputación.

Bots que analizan vulnerabilidades informáticas

No existe ningún sistema que sea perfecto, todos tienen pequeñas grietas que un criminal astuto puede aprovechar. En el caso de los sistemas informáticos, existen bots diseñados con el objetivo de rastrear estos puntos débiles para que luego los cibercriminales puedan usarlos para lanzas ataques devastadores.

Bots de ataques de fuerza bruta

Algunas veces los cibercriminales deciden dejar la sutileza de lado y atacar de forma directa. Los bots de fuerza bruta se utilizan para acceder a un sistema mediante la introducción de centenares de combinaciones distintas de password y usuario hasta que consiguen acceder. Lo que diferencia a este bot de una persona, es que el bot solo necesita segundos o minutos para hacer algo que a una persona le podría llevar horas o más.

Los bots son una herramienta cuyo objetivo es hacernos la vida más fácil, y por norma general mejoran el servicio, pero cómo hemos podido ver se puede pervertir su uso fácilmente. De nosotros depende que se convierta en el mejor amigo de la empresa o en el peor enemigo de los clientes.

Ejecutivo de cuentas Jr.