Subir

Cuando hablamos de lanzar un producto al mercado, nos estamos refiriendo a la preparación de acciones comerciales, de marketing y de comunicación para mostrarlo a nuestros posibles clientes. Todas esas acciones requieren una preparación previa y un estudio minucioso para que el lanzamiento sea un éxito.

No se trata de inventar un plan cuando el lanzamiento del producto está en puerta. Es necesario diseñar y poner en marcha una estrategia sólida que produzca un buen rendimiento en el mercado. Que haga ruido en los compradores y que la gente se interese en lo que estás vendiendo.

 

Por eso es necesario tener claro estas 5 claves:

  1. Crear un plan de lanzamiento: Elaborar este plan es fundamental para crear una guía. Debe contener datos como las características principales del producto, el precio, el público objetivo, dónde, cuándo y cómo queremos lanzarlo, qué tipo de publicidad queremos utilizar para la divulgación y presupuesto del que disponemos.

 

  1. Conocer el público objetivo y elaborar el buyer persona: Hay que tener claro los objetivos y a quién queremos dirigirnos. Tenemos que hacernos una pregunta clave ¿Para quién es este producto? Cada consumidor tiene sus propios deseos y necesidades. Saber identificarlo bien, es el punto de partida para llevar a cabo un lanzamiento exitoso. Además, es importante crear un buyer persona ya que es una tarea que agiliza el trabajo. Pero ¿qué es? Se trata de perfiles ficticios basados en datos reales de clientes. Es la personificación del cliente ideal de tu empresa. Es la base de toda la estrategia de marketing y producción de contenidos.

 

  1. Definir objetivos y estrategia: Lanzar un producto al mercado conlleva un proceso que está sujeto a diferentes factores, lo que puede provocar cambios en cualquier momento. Por este motivo, contar con una estrategia lo más flexible posible es una obligación. Para ello, es necesario fijar tres fases:
  • Pre-lanzamiento. En este punto se establecen las metas que queremos alcanzar, KPI´s y acciones.
  • Reajustar estrategia. Una vez lanzado el producto y que todo esté en marcha, ya tendremos analíticas y mediciones que nos permitirán analizar si el producto está funcionando. En esta fase podrás ver las debilidades y fortalezas.
  • Post- lanzamiento. El resultado para valorar que todas las fases anteriores se han cumplido.

 

  1. Establecer relación con los medios y RRSS: Para cualquier lanzamiento de productos es fundamental tener activos y con contenido previo los perfiles de redes sociales. En todos estos perfiles se mostrará un teaser previo y diseño, para que los consumidores tengan la imagen visual y sepan identificarlo.

Por otro lado, y no menos importante, la relación con los medios de comunicación es importante. Este punto sirve para dar difusión y visibilidad. Antes que nada, se debe preparar una lista de medios que puedan estar interesados. Una vez identificados, se elabora un resumen y se envían muestras a los periodistas para que conozcan de primera mano el producto y puedan comunicarlo. Los medios son clave para que llegue al mayor número de personas..

 

  1. Análisis y posibles mejoras: Cuando todas las fases anteriores se han completado, podremos tener informes que nos permitirán evaluar la evolución y la acogida del producto que nos ayude a tomar decisiones para mejorar

Lo que está claro es que lanzar un producto, solo necesita de cuatro ingredientes: la preparación, dedicación, comunicación y trabajo constante. Es la receta perfecta para alcanzar el éxito.

 

 

 

 

 

 

Ejecutiva de Cuentas