Subir

El arte de contar historias es intrínseco al ser humano, al igual que las emociones que despierta. En los últimos años son muchas las marcas que optan por el uso del Storytelling para acercarse a sus consumidores y la temporada navideña brinda la atmósfera ideal. Dada la Navidad tan atípica que la pandemia nos obliga a vivir este año, las marcas tienen una gran oportunidad para apelar a las emociones.

A lo largo de la historia son muchas las marcas que han optado por esta técnica de marketing emocional: desde El Almendro a la Lotería. No obstante, en los últimos años, cada vez más empresas apuestan por apelar a la sensibilidad del consumidor. Se han creado campañas tan memorables como “Tenemos que vernos más” de Ruavieja, un licor, hasta entonces, desconocido para muchos.

Pero, ¿cómo debe ser una campaña navideña para qué triunfe? ¿Cuáles son las características que ha de tener un buen Storytelling? Si algo caracteriza a este tipo de campañas es su duración. Los anuncios suelen ser más largos de lo habitual para atrapar al consumidor.

 

  • Búsqueda de la empatía. Muchas son las campañas navideñas donde el cliente empatiza con los personajes. Un ejemplo claro lo vemos en los anuncios de este año de la Lotería de Navidad.
  • Contexto emocional. Spots como el realizado por Ikea en 2018 bajo el título “¿Te jugarías la cena de Navidad con tu familia?”, crean un contexto emocional muy real con el que todos nos identificamos. Dentro de este contexto es necesario incluir los valores de marca que queremos hacer llegar al consumidor.
  • Historia con gancho. Para atrapar al consumidor pueden usarse diversas estrategias como una canción pegadiza o una historia fácil de recordar. Es muy difícil sacarse de la cabeza la canción “Creo que mi padre es un elfo” ideada por El Corte Inglés.
  • Final asociado a la marca. Por último, para que tu campaña triunfe, en el cierre se debe mostrar el claim y el logo de la compañía.

 

Con un buen Storytelling se busca conectar con el público de manera personal. El marketing emocional cuenta con más adeptos cada día, ya que permite a las empresas acercarse a sus consumidores apelando a sus sentimientos. Ya no se venden productos: se venden emociones.

 

Por: Rebeca Bermejo

Ejecutiva de cuentas de Indie PR

 

El arte de contar historias es intrínseco al ser humano, al igual que las emociones que despierta. En los últimos años son muchas las marcas que optan por el uso del Storytelling para acercarse a sus consumidores y la temporada navideña brinda la atmósfera ideal. Dada la Navidad tan atípica que la pandemia nos obliga a vivir este año, las marcas tienen una gran oportunidad para apelar a las emociones.

A lo largo de la historia son muchas las marcas que han optado por esta técnica de marketing emocional: desde El Almendro a la Lotería. No obstante, en los últimos años, cada vez más empresas apuestan por apelar a la sensibilidad del consumidor. Se han creado campañas tan memorables como “Tenemos que vernos más” de Ruavieja, un licor, hasta entonces, desconocido para muchos.

Pero, ¿cómo debe ser una campaña navideña para qué triunfe? ¿Cuáles son las características que ha de tener un buen Storytelling? Si algo caracteriza a este tipo de campañas es su duración. Los anuncios suelen ser más largos de lo habitual para atrapar al consumidor.

 

Búsqueda de la empatía. Muchas son las campañas navideñas donde el cliente empatiza con los personajes. Un ejemplo claro lo vemos en los anuncios de este año de la Lotería de Navidad.

Contexto emocional. Spots como el realizado por Ikea en 2018 bajo el título “¿Te jugarías la cena de Navidad con tu familia?”, crean un contexto emocional muy real con el que todos nos identificamos. Dentro de este contexto es necesario incluir los valores de marca que queremos hacer llegar al consumidor.

Historia con gancho. Para atrapar al consumidor pueden usarse diversas estrategias como una canción pegadiza o una historia fácil de recordar. Es muy difícil sacarse de la cabeza la canción “Creo que mi padre es un elfo” ideada por El Corte Inglés.

Final asociado a la marca. Por último, para que tu campaña triunfe, en el cierre se debe mostrar el claim y el logo de la compañía.

 

Con un buen Storytelling se busca conectar con el público de manera personal. El marketing emocional cuenta con más adeptos cada día, ya que permite a las empresas acercarse a sus consumidores apelando a sus sentimientos. Ya no se venden productos: se venden emociones.

 

Por: Rebeca Bermejo

Ejecutiva de cuentas de Indie PR

 

Agencia de comunicación y PR