mariana

La soledad compartida

En un mundo global, donde el volumen de información es abrumador, pueden pasar cosas como la que les cuento, vivida en primera persona. Mariana formaba parte del paisaje humano de Peñagrande, hasta que un buen día dejé de verla pasear por el barrio. Su imagen inconfundible – con ese balanceo provocado seguramente por una lesión[…]