¡Sobran las palabras!

CapturaSon varias las ocasiones en las que el Rey se ha saltado el protocolo de manera no verbal para mostrar su malestar con periodistas, la propia Reina y en este último caso (hace tan sólo unos días), con su asistente personal.

En lo que va de semana don Juan Carlos se mostró malhumorado con su ayudante; el lunes sucedió en un acto en Zarzuela porque no se le acercó la silla lo suficientemente a la mesa. Y la segunda, fue dos días después, en la entrega de becas de la Caixa, donde en el momento en el que iba a realizarse la foto de familia y necesitaba dejar las muletas de lado, su asistente no acudió y golpeó tres veces sobre el suelo con sus muletas, mostrando su descontento.

Con este tipo de acciones queda patente la importancia de los mensajes no verbales en el mundo de la comunicación institucional. En la mayoría de ocasiones, los gestos y expresiones son una manera de comunicar mucho más eficaz y directa que las palabras.

Un comentario en “¡Sobran las palabras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *