Indie PR + digital | RTVE: publicidad o patrocinio, ésa es la cuestión
365
post-template-default,single,single-post,postid-365,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

RTVE: publicidad o patrocinio, ésa es la cuestión

RTVE: publicidad o patrocinio, ésa es la cuestión

En enero de 2010, RTVE dejó de emitir publicidad. Eso le supuso al ente público dejar de ingresar alrededor de 500 millones de euros al año, de un presupuesto que en 2009 fue de algo más de 1.100 millones.  Ese monto de dinero que la pública dejó de ingresar pasó, en su mayoría, a las arcas de las privadas, que a partir de entonces, pagarían un 3% de sus beneficios a Televisión Española. Hasta aquí, nada nuevo.

La medida, como seguramente recordaréis, estuvo llena de polémica. A pesar de las ventajas que los usuarios de TVE tendrían a partir del 1 de enero de 2010, y del dinero que las privadas empezarían a facturar, muchos fueron los que argumentaron que esta medida iba en contra de las reglas más elementales de competencia: un usuario siempre preferirá ver una película sin cortes a una con anuncios cada 20 o 30 minutos. Por ello, esos beneficios que se alzaban a favor de, por ejemplo, las cadenas privadas –y autonómicas, que a pesar de ser públicas, nunca plantearon tal medida-, quedaban disueltos por la pérdida de espectadores y, por ende, de los ingresos por publicidad. De hecho, desde enero de 2010, TVE se colocó durante meses como la cadena más vista con cerca del 20% de share.

Otra razón se apuntaba más o menos en el argumento anterior: ¿por qué sólo la radio y televisión nacionales dejaban de emitir publicidad y no las autonómicas? Este punto lo dejaremos de momento aquí: hoy no es el día de preguntarnos si son necesarias unas cadenas autonómicas a cargo de las arcas de las autonomías.

Pero si hubo un sector especialmente afectado por esta regulación, éste fue el de los anunciantes, que con esta medida, perdían un soporte de difusión clave. De hecho, desde entonces, y más desde que el PP llegó a la Moncloa, han intentado la vuelta de los anuncios a la pública, y parece que algo han conseguido, ya que a la espera de que cambie o no la norma, los nuevos encargados de RTVE se han amparado en la posibilidad, que la ley dejaba abierta,  de que la cadena pudiera ingresar dinero a través del patrocinio. Ayer, varios medios publicaron que Televisión Española emitió más de 1.600 anuncios en enero. En palabras del presidente del ente, Leopoldo González-Echenique, la cadena está tratando de “aumentar los patrocinios deportivos”, para reducir, entre otros, el déficit que acumula la cadena, que sólo en 2012 fue de 105 millones.

La polémica, por tanto, no ha hecho más que abrirse de nuevo. ¿Volverá TVE a la publicidad? ¿Qué tienen las privadas que decir al respecto? ¿Y los ciudadanos? ¿Nos compensa una radio y televisión públicas sin publicidad, con Champions y estrenos de cine mientras se recorta en prestaciones sociales?