Por qué Brasil vende los iPhone más caros del mundo

Samba, playas de arena refinada, caipiriña, carnavales… y los iPhone más caros del planeta. Así es Brasil.

Los ciudadanos del país sudamericano son quienes más caro pagan las creaciones de la compañía que en su día fundara Steve Jobs. El iPhone 4S de 16 GB, que en España tiene un coste de 599 euros, cuesta en esas latitudes 768 euros, y el modelo más potente, el de 64 GB, asciende a 1.000 euros, por los 799 euros que cuesta en España. ¿Por qué esta diferencia de precios? La clave está en la política arancelaria impuesta por el gobierno brasileño.

Con el fin de que la mayoría de empresas establezcan sus fábricas y contraten mano de obra del país, imponen un coste muy elevado a las importaciones, algo que sucede en múltiples sectores, también en el tecnológico.

 

Por eso los fanboys brasileños de la compañía de la manzana mordida pagan los terminales de la firma fundada por Steve Jobs a precio de oro, pero ya sabemos que el precio no suele ser un problema para los seguidores del fabricante norteamericano, dispuestos a sacrificarlo casi todo por hacerse con un iPhone.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *