Indie PR + digital | Píldora social #4: Rumblr, ‘el Tinder de la lucha’
1835
post-template-default,single,single-post,postid-1835,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Píldora social #4: Rumblr, ‘el Tinder de la lucha’

Píldora social #4: Rumblr, ‘el Tinder de la lucha’

Hace dieciséis años, David Fincher adaptaba al cine ‘El club de la lucha’, convirtiéndose en una de las películas de referencia para cualquier amante del séptimo arte. Ahora, una vez más, la realidad parecía que superaba a la ficción, y que el sótano oculto que protagonizaba tantas tramas importantes en el film se haría realidad en cualquier rincón del mundo, oculto, eso sí, a ojos externos o desinteresados al mundo de la lucha.

Rumblr llegaba como la nueva red social que estaba dejando con la boca abierta a medio mundo.  A través de su página web, http://getrumblr.com/ invitaba a todo el que esté interesado en registrarse y formar parte de este club. Bajo el lema, ‘El tinder de la lucha’, se presentaba como una revolucionaria red antítesis de todo lo que estamos acostumbrados.

rumblr_app_peleas_2

La búsqueda de amistad y amor, que es en lo que se basa Tinder, su ‘antecedente’, nada tiene que tiene con lo que Rumblr proclamaba. Esta red tenía la finalidad de citar a dos personas en algún lugar desconocido para que uno a otro se partan la cara. Si, lo que básicamente hace es crear peleas callejeras sin ningún motivo claro; únicamente romperse el rostro. También, como novedad, incluía la posibilidad de asistir a personas externas a las que se están batiendo su fuerza para que vayan como público a la lucha ilegal que, gracias a Rumblr, ha sido posible convocar.

rumblr-peleas-app-1024x491

Todo parecía demasiado extraño. Que una app se encargue de citar a personas ‘conflictivas’ que busquen pelea así porque si no es algo normal. Apple, en principio, no autorizó la llegada de esta ‘red social’ a su tienda de aplicaciones. ¿Podríamos estar hablando de una campaña de marketing que capte la atención de la gente?

Como suponía mucha gente, así ha sido. Rumblr fue resultado de un proyecto ‘fake’ de un grupo de emprendedores norteamericanos que buscaban ‘mostrarle al mundo la capacidad de producir una marca, un mercado y un producto que tienen un grupo de amigos recién salidos de la universidad’. Eso es lo que anunciaban los propios Matt, Jack y Andrew, los creadores de Rumblr, cerrando un capítulo de lo que parecía una red nada aconsejable de descargar.