Indie PR + digital | Netflix y HBO, la guerra se libra en la redes sociales
Son dos gigantes, dos plataformas que llegaron para quedarse y que, en parte, han cambiado la forma en la que consumimos televisión. Tan similares en su puesta en escena, Netflix y HBO, sin embargo, distan mucho de sí en su particular lucha en redes sociales.
redes sociales, hbo, netflix, rrss, social media, twitter, facebook, followers
3962
post-template-default,single,single-post,postid-3962,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Netflix, escupiendo fuego sobre HBO en redes sociales

Netflix, escupiendo fuego sobre HBO en redes sociales

Son dos gigantes, dos plataformas que llegaron para quedarse y que, en parte, han cambiado la forma en la que consumimos televisión.

Tan similares en su puesta en escena, Netflix y HBO, sin embargo, distan mucho de sí en su particular lucha en redes sociales. Ahí podríamos decir que a Netflix no le han hecho falta ni tres dragones ni un ejército de muertos para hacer caer la noche sobre la compañía de Time Warner.

Y todo es una cuestión de actitud. Para que nos entendamos los seriéfilos: el Twitter y el Facebook de Netflix lo gestiona Frank Gallagher (Shameless) y a HBO por momentos parece que sus redes sociales se las maneja un atormentando y apático Rust Cohle en True Detective.

Quizá es demasiado generalizar pero lo cierto es que el aire fresco, desenfadado y original de Netflix le está coronando como la reina, también en redes sociales.

Si a los meros datos nos remitimos, mientras escribo esto Netflix suma 462.000 seguidores en su cuenta de Twitter española. Por su parte, HBO alcanza unos raquíticos 69.000 followers. En Facebook la cosa va más allá aún: Netflix le gusta a 42.013.798 personas, mientras que HBO se queda en 434.565 “me gusta”.

Y ojo, que cualquiera que se dedique a la comunicación sabe que esto no siempre es culpa de la persona que gestiona las redes de forma directa. En muchos casos, máxime en compañías de esta envergadura, prima el conservadurismo, limitando la creatividad de agencias y expertos en la materia.

El caso es que Netflix gana; por goleada. Se ha posicionado como una compañía que conecta con los más jóvenes, siendo capaces de empatizar con contenidos ligados a la actualidad, además de no dejar de lado su tentáculo más promocional.

Uno de los aspectos en los que la diferencia entre Netflix y HBO se hace más latente es en el trato directo con sus seguidores. En ese sentido Netflix muestra un trato cercano, casi de colega con su interlocutor.

La corporación que nos brinda GOT, en cambio, se posiciona en un tono más serio, casi displicente, y abusando en ocasiones del “copia y pega” para solventar cuestiones de asistencia técnica: un compendio de actitudes que no consiguen atraer la atención sobre sus redes y, por ende, sobre un producto que, por cierto, nos ofrece algunas de las mejores producciones de la historia. Véase The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos.

Yo, evidentemente, me quedo con Netflix, al menos en redes sociales.