Las corporaciones y el Ecobranding: menos es más

El logo impone la relación con una marca y las marcas lo saben muy bien.  En estos nuevos tiempos se vuelve a lo mínimal y los logos no son indiferentes a esta tendencia. Inclusive en algún momento se le daba más importancia a mostrar el logo de los productos / ropa / bienes, pero finalmente volvemos al menos es más. Por ejemplo si Apple vende millones de Iphones, pues también son millones de cajas en las que se tienen que imprimir millones de logotipos y aunque parece una decisión pequeña, insignificante, el impacto que esta tiene es masivo. Esta decisión no admite equivocaciones porque puede ser contraproducente.

El “ecobranding” como lo llama el diseñador Sylvain Boyer (Francia) ha representado los logotipos de compañías globales bajo este concepto, optimizándolos de manera que consuman hasta un 40% menos tinta en cuanto a impresión se trata y se traduce en menos impacto ambiental y en un ahorro para las marcas (aún no están validadas por las marcas).  Sylvain concibió esta idea en el 2013 buscando diseños más respetuosos con el medio ambiente. La musa llegó con el nacimiento de su hija ese mismo año y se percató de que el diseño de la tarjeta que había hecho para su hija se veía maravilloso en la pantalla de su ordenador y al enviarla a imprimir se dio cuenta de que la factura y su bolsillo no lucían para nada bien. Así que reduciendo el número de colores no sólo reconfortó el bolsillo, sino que todo lo que creaba se volvía más ecológico.

Cocacola


Autor: Sylvain Boyer.

Aunque parece un planteamiento de “cajón” como se diría en España,  y probablemente alguno de nosotros pueda pensar que no es una idea del otro mundo o muy innovadora, este diseñador de una experiencia personal valoró todo el impacto que este cambio aportó en su trabajo y posteriormente a sus clientes.

Tan sólo imagina lo que se traduce para los logos más famosos del mundo que se imprimen miles de millones de veces y ahora piensa en ese impacto para el medio ambiente que gana un poquito más de oxígeno con este tipo de optimización.En los últimos 4 años ha trabajado en los cambios de identidad corporativa de grandes compañías (que no están respaldados por estas compañías). Dichos cambios son espectaculares y no pierden la esencia que caracterizan su identidad, los logos siguen siendo reconocibles a la primera con tan solo vaciarlos, respetando las líneas que delimitan nuestra idea de marca.

Por ejemplo, el símbolo de Nike o  swoosh al ser vaciado utilizaría el 24% menos de tinta y a tus ojos no deja de ser el símbolo con el que siempre has relacionado a Nike.

Nike

Autor: Sylvain Boyer.

En el caso de McDonald’s, aplicó el mismo concepto y sus arcos dorados incluso parecen ser más brillantes, pues se parte desde la información inicial sin deformarla, vaciándola para hacerla ecológica y que su impacto ambiental sea menor.

¿Dónde entra la creatividad? Como dice Boyer, “siempre hay un aspecto creativo en el proceso.  Se trata de tener una interacción en el espacio y en el vacío también como el logotipo de Apple que acentúa la parte mordida, o el logotipo de H & M que acentúa su aspecto de pincel, es fácil desperdiciar y cada bit cuenta”.

¿Por qué funciona esta estrategia? Los nuevos logotipos no sólo comunican la presencia de la empresa, también dan a conocer las políticas verdes que las empresas tienen, su conciencia o responsabilidad corporativa.  Pero, eso sí, no puede darse en todos los logos. Este rebranding ecológico, como en el caso de Starbucks, pierde totalmente su sentido.

Las grandes empresas ya están pensando en ahorrar tinta con iniciativas internas para sus diseñadores a través de una app que mide el impacto ecológico de diferentes materiales y tintes que no sólo son interesantes a nivel financiero, sino que también reducen el impacto en nuestro planeta. El gigante Amazon, por su parte, está modificando y reemplazando su empaquetado sin perder la seguridad de los productos.

La sostenibilidad es asunto de todos, la comunicación y el branding deben ser parte de ello también.  ¿Qué tanto están haciendo las marcas por subirse a la ola del cambio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *