Indie PR + digital | Las agencias de comunicación, el faro que debe iluminar el mensaje de los partidos políticos
1705
post-template-default,single,single-post,postid-1705,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Las agencias de comunicación, el faro que debe iluminar el mensaje de los partidos políticos

Supongamos que el presidente estadounidense Obama se levanta a las seis de la mañana por unas violentas revueltas que se suceden desde la noche anterior y están empezando a ser un tema preocupante. Le ha despertado una llamada de su directora de comunicación, Jennifer Psaki, que ya trabajó en sus dos campañas presidenciales y además es la portavoz del departamento de Estado desde 2013. Enseguida, el presidente se reúne con ella y con sus asesores de comunicación externos, pertenecientes a las principales agencias de relaciones públicas del país, para abordar el problema. De esta manera, para su rueda de prensa de las 9:00 tendrá una visión más amplia de la crisis que estos hechos han generado gracias a las claves que sus colaboradores externos han podido dar al equipo interno de la Casa Blanca que, por estar tan metido en la propia dinámica de la institución, a veces pierde contacto con la realidad de la calle y los mensajes que demandan los ciudadanos de a pie.

indie 24 (800x547)

Esta misma situación en España sería totalmente diferente porque los líderes de los grandes partidos cuentan con equipos de comunicación internos y, en los pocos casos en que se confía en asesores ajenos al partido, son personas con una estrecha relación o afinidad al mismo, con lo que la imparcialidad y la visión global con la que cuenta Obama no podrían tenerlas jamás.

Que todo quede en el propio partido al final da como resultado que éste no conoce al ciudadano, se encuentra encerrado en sí mismo y desconoce la realidad nacional. Esto se traduce en buenos líderes a nivel local (precisamente estos sí suelen confiar su comunicación a agencias especializadas), pero una gran falta de unidad a nivel nacional. Cualquiera podría ver que el PP del País Vasco no tiene mucho que ver con el madrileño o que el PSOE andaluz no se ve identificado con el catalán. Se trata de partidos capaces de generar buenos mensajes a escala local, pero que no pueden crear un mensaje nacional que cale en la gente sin ayuda especializada.

Y aquí es donde entran las agencias de comunicación. Una agencia de comunicación es una experta en la sociedad, en lo que piensa y siente la gente, en lo que demanda. Aporta la visión externa que tanto necesitan los partidos para poder tener el liderazgo que antes mencionaba a nivel nacional. De esta manera, los candidatos no se cerrarían en sus propias murallas, contarían con el faro que todo lo ve y que iluminaría su mensaje político, con profesionales que, sin identificarse con una ideología concreta, les pueden asesorar objetivamente de acuerdo a la realidad social: qué piensa la gente, qué necesidades hay según qué grupo social, cómo puedo unificar el mensaje para que todos los votantes se sientan integrados en él…

Miremos por ejemplo el caso de los dos partidos que están rompiendo las estadísticas en lo que a crecimiento se refiere: Podemos y CiudadanosPodemos cuenta con un líder que, gracias a su exposición mediática, ha cobrado un gran protagonismo que comparte a su vez con el que cuenta el partido. Y es que ambas (Pablo Iglesias y Podemos) son dos marcas muy fuertes, consolidadas ya en poco tiempo en el espectro político, y lo son gracias a que todos sus afiliados reman en la misma dirección en lo que a comunicación se refiere.

Esto es posible gracias a la participación activa de los círculos de comunicación y prensa del partido, compuestos por personas muy involucradas en él, pero también por expertos y profesionales del sector que colaboran con ellos de forma puntual. Así, los votantes de cualquier región se sienten igualmente identificados con el mensaje que esta fuerza política transmite. Todos defienden lo mismo.

Algo similar ocurre con Ciudadanos, un partido que también ha sabido utilizar la sabiduría de los expertos ajenos al mismo para construir un mensaje común y conseguir convertirse en un actor destacado de la política nacional en apenas unos meses. Al frente de su comunicación está un reconocido periodista quien ya ha señalado en varias ocasiones la obsesión del partido por estar cerca de los ciudadanos cada día: preguntarles, conocerles, responderles, y no solo en campaña electoral. Para esto, cuentan con agencias de comunicación que les ayudan cada día a configurar esa necesaria estrategia global de la que hablaba antes.

Así, y acercándonos cada vez más a las elecciones que pueden dar un giro radical a la política española, los partidos deben esforzarse en acercarse a la sociedad y comunicar de manera que los votantes de Madrid y de Andalucía, de Extremadura y de Murcia, se sientan identificados por igual con el mensaje. Esto lo conseguirán con un mensaje unitario, que se aleje de intereses puntuales o locales y englobe lo que todos sus simpatizantes persiguen, encontrando esos elementos que unificarán a los votantes y reforzarán la seña de identidad del partido.

En este sentido, las agencias de comunicación suponen la mejor ayuda para configurar el mensaje de los partidos políticos. Una opción que, si bien no es la única importante, sí puede resultar definitiva de cara a los comicios.