Festivales; la comunicación en directo

Llega el verano y la mayoría de jóvenes –y  los no tan jóvenes-  ya tienen un ojo en el calendario y otro en ese pequeño armarito  o hueco debajo de la cama donde se encuentran escondidas las maletas que los acompañarán a lo largo de un verano lleno de música, calor y buen ambiente.

¿Conoces el dicho “una ardilla podría recorrerse España de rama en rama”? Pues aplícalo a los festivales de música, quienes durante la época estival se han convertido en los reyes indiscutibles de los “planazos” de todo aquel que pase de los 18 años aproximadamente. Todo un plan alternativo *guiño, guiño* para los que muchos llevan un año esperando.  ¿Quieres saber cuáles son las técnicas de marketing digital de festivales para captar usuarios?  Si estas planteándote acudir a uno o ya tienes tus entradas hasta impresas, abre bien los ojos:

  • El entorno. Importantísimo. Al fin y al cabo un festival no deja de ser un producto por lo cual la diferenciación a través de las experiencias y las emociones es imprescindibles como motor del engagement. El festival en si debe constituirse como todo un universo de placer compuesto por el escenario perfecto y  el cartel soñado por tu target de seguidores. Además debe constituirse como el entorno más idílico y paradisiaco posible para vivir experiencias inolvidables que remitan al festivalero a volver en la próxima edición sin dudarlo. Es decir, acaba con las largas colas en baños –si se les puede llamar así en ocasiones-, lleva a cabo una organización impecable y la reputación del festival irá llevándole en volandas año tras año hasta convertirse en uno de los indiscutibles. Un claro ejemplo de esto son festivales tan arraigados como el FIB, Sonar, Primavera Sound, Contempopranea o el Bilbao BBK Live.
  • Producto. Ofrecer a los festivaleros un producto bueno, de calidad o funcional ya no es suficiente. Ahora, el consumidor es más exigente y demanda sentir, emocionarse… Y eso es lo que hará que se decida por un festival u otro. Para ello, lo primordial es la creatividad. El Sansan Festival, aterrizó con su teoría del “buenrrollismo” y un super héroe, “Sansito” que hace las delicias de los asistentes. Con ello, han conseguido ser una cita casi ineludible en cuestión de tres ediciones durante Semana Santa gracias a las #vacacionesmusicales. Así que si eres un promotor no temas y lánzate con cosas nuevas que impacten al usuario. Como por ejemplo la participación de Raphael en el Sonorama Ribera 2014 o el Dúo Dinámico que estarán en la presente edición. ¿Consejo? procura que el aftermovie o el video de la presentación en caso de ser la primera edición  cuente una historia, con un principio y un final y atrape al usuario con los primeros 10 segundos de la proyección.  Como decía un conocido spot publicitario “O te mueves o caducas”, pues eso.
  • Promoción. Clave absolutamente para un festival son las redes sociales, así puedes mantener al público informado en todo momento. Las cifras de eventos como el Sónar (con más de 119.000 followers en Twitter), el Arenal Sound (con 517.905 likes en Facebook) o el Low Festival (8.981 seguidores en instagram) demuestran la importancia de la llamada comunicación 2.0. Esto abre una pequeña puerta para aquellos festivales que sin presupuesto pueden convertirse en toda una realidad como el Ebrovisión que se hizo posible gracias a las redes y al apoyo de la Asociación de Amigos de Rafael Izquierdo.
  • Patrocinio. El idilio veraniego entre marcas y festivales es indispensable. Se retroalimentan el uno al otro. Multitud son los escenarios que reciben el nombre de una marca. El Viña Rock compuesto por 8 escenarios, de los cuales 6 llevan el nombre de una marca. Escenario Zhem (marca de smartphones y tablets), Escenario Negrita (marca de ron), Escenario Poliakov (marca de vodka) Escenario Canna (marca de cultivo de marihuana), Escenario Coolway (marca de calzado) y Escenario Delicius Seeds (marca de semillas de marihuana). Por otro lado en el Primavera hemos visto grandes acciones individuales de marcas que se han metido a los asistentes en el bolsillo. Por ejemplo, la llamativa acción de Street Marketing con una caja de zapatillas azul y gigante de Adidas All Originals en la edición del 2011. Otras se valen de pequeñas acciones puntuales como usar las redes sociales y los photocall para hacerse visibles en internet, otras en cambio plasman sus logos en pulseras que los asistentes llevarán meses (incluso años). Por no hablar del legendario Bilbao Live Festival, o mayormente rebautizado como BBK  festival gracias al apoyo de la caja de ahorros vizcaína Bilbao Bizkaia Kutxa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *