Felipe VI y los nueve retos de comunicación que tendrá que abordar en su reinado

Enrique Pascual, CEO de Indie PR nos da las claves de comunicación que tendrá que afrontar el nuevo rey.  “Felipe  VI tiene un reto por delante brutal. Tiene que ganarse a la juventud que ahora en su mayoría parece desconfiar de la Casa Real, manteniendo a sus seguidores. Y eso sólo es posible a través de una buena comunicación.”

Esta misma medianoche, Felipe VI se convertirá en el nuevo Rey y Jefe de Estado de España después de que, hoy a las 18:00h, Juan Carlos I firme su última ley –paradójicamente- la de su propia abdicación. A partir de entonces se pondrán a prueba todos y cada uno de los años de preparación del nuevo monarca, incluida su capacidad de comunicación y la imagen que consiga labrarse con los españoles.

rey-principe--644x362

En ese sentido, Felipe VI tendrá que enfrentarse a una serie de desafíos que pondrán a prueba su carisma, cercanía y liderazgo comunicativo. En este post enumeramos los nueve retos más acuciantes que su Majestad tendrá que abordar durante su reinado.

  1. Afianzar su imagen exterior: Juan Carlos I ha sido, quizás, el monarca español que más reconocimiento internacional ha tenido en nuestra historia moderna, con un trato más que preferencial entre los jeques árabes y prácticamente todas las Casas Reales europeas. Ahora, su hijo tiene ante sí la complicada misión de igualar la popularidad exterior de su padre, si no incrementarla.  Conscientes de ello, la Casa Real ya ha anunciado que incrementará exponencialmente los viajes al extranjero del nuevo monarca, siendo su estreno nada más y nada menos que en el Vaticano, antes los principales líderes mundiales.
  2. Gestionar correctamente lo que pueda pasar con su yerno Iñaki Urdangarín: Muchos ligaron la abdicación del Rey con el daño irremediable que Iñaki Urdangarín ha hecho a la monarquía española. Sea esto cierto o no, está claro que el escándalo que ha generado ha supuesto todo un desafío comunicativo para la Casa Real. La realeza no puede permitirse el lujo de justificar conductas corruptas ni tampoco dar la sensación de que la justicia no es igual para todos. Ser capaz de estar prevenido ante lo que pueda derivarse de este juicio y saber separarlo de su propia imagen será todo un reto para Felipe VI.
  3. Dar mayor transparencia a la Casa Real: Hilado con lo anterior, la Casa Real española es de las menos transparentes de Europa con sus finanzas. Después de haber abierto la veda con la publicación –tras el estallido del ‘Caso Noós’- de sus cuentas generales, ahora toca demostrar que la transparencia del nuevo Rey va acorde con los tiempos y demandas actuales. En ese sentido, sería todo un golpe de autoridad y de modernidad que desvelara más detalles al respecto y que los españoles le concibiéramos como una figura de fiar y en la que poder confiar ciegamente
  4. Desarrollar su propia imagen, más allá de la del Rey: Hasta ahora, el Príncipe Felipe siempre había estado a la sombra de Juan Carlos, para lo bueno y lo malo. En el lado positivo, le permitía huir de los escándalos y la primera línea de batalla en la que luchaba su padre. Por el negativo, aún muchos desconocemos cómo se desenvolverá Felipe VI en su día a día, más allá de los actos protocolarios habituales. Se dice que es menos campechano que su progenitor y más intelectual, pero ahora es el momento de que el monarca entrante cree su ‘marca personal’ y nos muestre qué clase de Rey quiere ser.
  5. Alejarse de los escándalos: Urdangarín, la caza de elefantes en Botswana o Corina han sido varios los escándalos que han azotado la Casa Real en los últimos años y de los que Felipe VI ha conseguido salir indemne. Su reto ahora es conseguir que se vuelva a hablar del Rey como lo que es –Jefe del Estado- y no por sus aspectos más sensacionalistas y personales. Romper esta tendencia de los medios de comunicación será fácil si actúa con sobriedad.
  6. Modernizar la figura del monarca español: ¿A que nadie imagina al Rey usando Twitter? Hoy en día, cuando  los políticos y hasta el Papa están presentes en redes sociales, es muy difícil entender que un monarca del siglo XXI no esté en el mundo online. Así, Felipe VI tiene una gran oportunidad de acercarse a los jóvenes de nuestro país por medio de la web 2.0 y las nuevas tecnologías.
  7. Impulsar la imagen de Doña Letizia: La importancia de la nueva Reina es mayúscula, máxime si tenemos en cuenta el rol tan positivo que ha desempeñado Doña Sofía durante los 38 años de reinado de su marido. De hecho, la todavía Reina cuenta actualmente con mejor imagen que su marido y es más querida por los españoles que él, gracias fundamentalmente a la imagen que transmite, siempre ligada a causas benéficas o sociales y alejada de cualquier escándalo público.
  8. Mostrarse más humano: Sin llegar a los extremos de su padre, Felipe VI tiene que ganarse al pueblo y dar a conocer su lado más cercano. Al igual que está haciendo el Papa Francisco, el nuevo Rey debe dar señales de que está del lado del pueblo, de que rechaza los convencionalismos y que está dispuesto a darlo todo por sus ciudadanos.
  9. Mantener el talante y el diálogo de Juan Carlos I: Pero aunque hablemos de diferenciarse con respecto a su padre, sí que debe mantener algunas de las buenas prácticas de su padre, como su talante y carácter dialogante con todos los actores y agentes destacados de nuestro país.

El tiempo marcará el legado que nos deje Felipe VI pero su futuro comienza ya mismo, definiendo quién quiere ser y cómo quiere transmitirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *