El Real Madrid tiñe el Bernabéu de rosa

El Madrid es históricamente el club más laureado, pero también el que más ingresos genera, y no sólo en sus etapas de victoria deportiva.  La estrategia de marketing y comunicación del club le ha hecho alcanzar cifras récord en relación a derechos de imagen y licencias de producto. En merchandising, el último estudio de Deloitte cifra los beneficios del Real Madrid en 518,9 millones de euros, dato que le sitúa como el equipo que más ingresa del mundo en este apartado. El Barcelona, con 482,6 millones, es el primero que se sitúa a la sombra del Real Madrid en cuanto a beneficio. Teniendo en cuenta estas cifras, las expectativas ante la presentación del pasado martes son altísimas.

El pasado 3 de junio asistimos a la puesta de escena de la segunda equipación del Real Madrid para la próxima temporada. Un lanzamiento conscientemente polémico, pero que unido a una acertada estrategia publicitaria podría reportar interesantes beneficios económicos por la ampliación del target. La presentación  fue ya en sí misma,  digna de mención, pero  además encierra una cuidadísima estrategia de comunicación. El escenario escogido fue la fachada del Santiago Bernabéu y el objeto comunicativo la llamativa camiseta color rosa. Con el fin de reforzar la imagen de club galáctico que tiene el Real Madrid y más aún tras ganar la ansiada Décima, se proyectó en 3D, en la fachada del club blanco, un vídeo de presentación con motivos espaciales. Esto sigue la línea de comunicación que se está marcando en el club madridista, de situarse en un nivel superior del resto de los clubes, a fin de dar glamour a su marca.

wearit

Pero en esta campaña también ha entrado Adidas, firma encargada del diseño de la equipación. La apuesta por el rosa para un equipo de fútbol masculino es arriesgada y se ha tenido en cuenta dentro de Adidas, que con su claim marca la línea de la campaña: “Wear it or fear it” (Llévalo o témelo). Esto nos demuestra que tras el lanzamiento se esconde una decisión meditada intenta esquivar de partida las posibles reacciones negativas. Además se ha llevado en las redes sociales del club un especial seguimiento días antes de esta presentación con el fin de crear expectación, al mismo nivel que si hubieran anunciado la presentación de un nuevo fichaje.

Eventos como este nos demuestra que el fútbol cada vez es menos deporte y más negocio. Y la importante competencia que existe en este fútbol, lleva a los grandes clubes como el Real Madrid, a emprender campañas con el fin de establecer una diferenciación en términos de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *