El Gobierno vasco propone diferenciar a los sanitarios que no sepan euskera

El Gobierno vasco quiere que los pacientes de Osakidetza sepan cuándo el especialista que les atiende sabe euskera. Por ello, a partir de hoy, los trabajadores del hospital de Basurto, en Bilbao, que  se identifiquen como “personal euskaldun” podrán pasar por el ropero del centro sanitario a que les coloquen un logotipo redondo azul con una letra e blanca y la palabra “eskaraz” (en vasco) debajo, en sus uniformes, si así lo desean. El parche en cuestión, que se colocará al lado del nombre del profesional, normalmente bordado en el lado izquierdo de su pecho de la bata o camisa, servirá para poder diferenciar a aquellos profesionales que hablen euskera de aquellos que no lo hacen.

Para ello, los interesados en “identificarse”, han tenido que mandar un mail a euskerazerbitzua.basurto@osakidetza.net o llamar al número interno 6120, “servicio en euskara”, suponemos que hablando en la lengua de los vascones.

En otros hospitales de la capital vizcaína, como el de Cruces en Baracaldo, se han dejado de tantos formalismos y han ido repartiendo desde hace tiempo pines con la misma insignia entre los profesionales con el perfil Pele 2 de euskera batua, el examen que deben pasar para conseguir plaza fija en los hospitales públicos de la Comunidad Autónoma vasca (CAV). La decisión de ponérselo o no es ya del profesional.

Hemos intentado hablar con la Consejería de Sanidad en Bilbao y con Osakidetza directamente en Vitoria, pero no han querido darnos ninguna declaración. No obstante, de la información que nos ha llegado, las razones que esgrimen desde el ejecutivo vasco es que los pacientes que acudan al hospital puedan saber si el médico, la enfermera o el mismo celador que les atiende dominan el euskera, y así poder comunicarse con ellos en una de estas versiones de una forma menos dolorosa y traumática que si lo hicieran en español o castellano, lengua que, siempre según el Gobierno vasco, no dominan muchísimos vascos.

La medida, sin embargo, tiene sus peros, ya que el euskera del que se tienen que examinar estos profesionales es el batua, y precisamente las personas que tienen más dificultades en expresarse en la lengua de Cervantes son ancianos que hablan las versiones más tradicionales de euskera, véase el vizcaíno o el guipuzcoano, por lo que parece que la dificultad seguiría estando ahí. “Yo no le he visto la chapa a nadie, y por lo que sé, hay gente que la tiene pero no quieren ponérsela, porque entonces tienes que atender a los pacientes que lo pidan en euskera y de verdad que con el batua no entiendes a un baserritarra (aldeano). Una amiga mía que tiene el perfil (el examen Pele 2) la tiene y no se la ha puesto”, confiesa una residente de Cruces.

La medida, además, parece no haber sentado muy bien entre algunos trabajadores que, de todas formas, se lo esperaban. “Llevan amenazándonos con marcarnos como a vacas desde hace años. Esto es como la estrella de David, pero al revés”, sentencia una trabajadora bilbaína del hospital de Basurto que no habla una palabra de la lengua vasca. Y añade: “Yo sé quién sabe euskera y quién no, y todo el mundo sabe que yo no hablo ni una palabra, como la mayoría de los que trabajamos aquí desde hace más de 20 años, lo que no me impide charlar con todos mis compañeros en español, tanto con los que saben euskera como con los que no. Además, no he oído nunca que un paciente se sintiera traumatizado porque su médico no supiera euskera, la verdad…”.

Otro trabajador, que desde que hace meses se jubiló su compañero asegura que trabaja por dos, va más allá y declara: “Para esto sí que tienen presupuesto, ¿no? Veremos qué pasa, pero para mí esto sólo va a traer problemas”. Y es que no son pocos los que piensan que esta medida lo único que hace es separar a unos y a otros.

Os dejamos a continuación, en los dos idiomas oficiales de la CAV, la circular que les hicieron llegar a los trabajadores de Basurto la semana pasada, así como una foto de la chapa que han repartido entre los profesionales de Cruces y el logotipo de la campaña.

Un comentario en “El Gobierno vasco propone diferenciar a los sanitarios que no sepan euskera

  • Pues por la misma regla de tres un paciente podría estar traumatizado y dolido porque su médico no sabe expresarse debidamente en español, ya que no es obligatorio pasar ningún examen de idioma en español…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *