Claves para que tu empresa eche humo en redes sociales

Tienes una empresa y te asalta una duda, ¿necesito estar en redes sociales?

Antes de hacerte esta pregunta hay algunas otras cosas a tener en cuenta, cosas que tienen que ver con las expectativas y los resultados: ¿Voy a incrementar el negocio por estar en redes sociales?

La respuesta es un mayúsculo ‘no’ a cuerpo 72. Si tu objetivo es vender más, sobre todo a corto plazo, las redes sociales no son la respuesta. No se puede partir con esa premisa. Es posible que al final estar en redes sociales pueda repercutir en las ventas, pero es difícil saber en qué medida ni cuándo.

Hay que entender las redes sociales como una forma más de comunicar. Es un servicio más que ayudará a informar a una parte de la sociedad que escoge ese canal para ponerse al día. Unos eligen el teléfono, otros el correo electrónico, los menos el correo tradicional y otro porcentaje –cada vez mayor- las redes sociales.

¿Qué redes sociales necesito?

Analiza tu negocio y piensa en las necesidades de tus clientes. Las redes que elijas tendrán que dar respuesta a esas necesidades.

Imagina que tienes una galería de arte. ¿Qué quiere un potencial cliente? Ver cuadros. Lo ideal entonces sería darse de alta en Facebook, Instagram o Pinterest, redes centradas en la fotografía. Allí podrías colgar obras arte, razón de ser de tu negocio (y también de tus clientes).

Si, por ejemplo, lo que tienes es una web de ofertas a la que diariamente subes nuevos productos, piensa en Twitter. El objetivo es que la gente sepa que hay productos a buen precio. Podrás subir las ofertas a tu muro y el público las leerá en apenas unos segundos (son 140 caracteres). También podrás incluir alguna imagen del mismo como adjunto.

Después de dar cuenta de estos dos ejemplos, hay que dejar claro que no hay ninguna red social incompatible con negocio alguno. Es decir, puedes estar en tantas redes como desees, pero ten en cuenta que a mayor cantidad de redes sociales, mayores recursos necesitarás para atenderlas. Considera las dimensiones de tu empresa y los recursos que puedes volcar en las mismas. Si eres Coca Cola, podrás estar en cuantas redes sociales desees, pero si eres una pyme o autónomo seguramente no podrás permitirte ese despliegue. Seleccionar sólo aquellas que más se adapten a tus objetivos y a los de tus clientes repercutirá para bien en la cuenta de resultados de tu negocio.

Ya tenemos decidida/s las redes sociales en las que queremos estar y sabemos que nuestro objetivo no es vender más, sino comunicar mejor. Afrontemos el día a día con este pequeño decálogo:

  1. Sensatez. Esta es la principal máxima sobre la que debe girar      todo lo que hagas. Evita postear cosas que hieran al resto o puedan herir      sensibilidades. Cuida el lenguaje. De igual manera que en una cafetería pides      un café con la coletilla “por favor”, sé considerado y educado en tus      comentarios, tanto en el contenido como en la forma.
  2. Generar debate. Dentro del negocio en el que te desenvuelvas,      trata de comentar temas que generen debate y participación. Esto tendrá un      reflejo directo en el crecimiento de seguidores de tus RRSS.
  3. Hablar cuando se tenga algo que decir. No se trata de      alimentar los canales diariamente porque sí. Es mejor postear menos y con      mayor calidad que escribir todos los días cosas que no le interesan a      nadie.
  4. Saber a quién seguir. Hazte seguidor de otras empresas y      personalidades que aporten información y buenas ideas. Te servirá para ver      cómo se desenvuelven en redes sociales y estar informado sobre lo que      sucede en tu sector.
  5. Plantea una estrategia clara y definida. Fíjate objetivos a      corto plazo. La ambición debe repartirse en pequeñas cucharadas. El primer      mes puedes plantearte llegar a los 10 seguidores, el segundo a 25 hasta      acabar el año con un número considerable de seguidores.
  6. Sigue la actualidad. El viento de la información puede soplar      a tu favor. Busca los temas de los que más se habla en las redes sociales,      prensa, televisión y radios y súmate a la corriente dándole a tus posts el      enfoque que más se acerque al sector que cubre tu empresa. Ganarás      repercusión.
  7. Mantener contacto con expertos. Foros de debate, congresos,      participaciones en encuentros de interés para tu negocio… Estar presente      en este tipo de eventos te pueden dar ideas para mover mejor tus redes.
  8. Postea con emoción. Humor, nostalgia, alegría, tristeza… Las      emociones siempre conmueven, así que debes hacer de cada post algo      emocionante.
  9. Intención de viralizar. Debes tratar siempre de subir      contenidos que sean susceptibles de ser rebotados al universo de las redes      sociales por otros usuarios. La máxima para conseguirlo es que la      información sea interesante. Para conseguir esto, ya te hemos dado algunas      claves: emoción, actualidad, debate…
  10. Interacción: Responde siempre a quienes te hagan algún      comentario. Si es pronto, mejor que mejor. A nadie le gusta que le      respondan a una pregunta formulada hace tres horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *