Indie PR + digital | 7 tips para una mejor comunicación gastronómica digital
2366
post-template-default,single,single-post,postid-2366,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

7 tips para una mejor comunicación gastronómica digital

7 tips para una mejor comunicación gastronómica digital

El peso del sector de la alimentación en España sigue en continuo crecimiento. Este año, la industria de la alimentación y bebidas se ha consolidado como el primer sector industrial del país en facturación, con 93.000 millones de euros y un aporte del 3% al PIB nacional.

Esta importancia se traduce en un mercado muy competitivo, saturado de oferta en el que la diferenciación y el contacto con los consumidores se convierten en un imperativo. Sin duda, las redes sociales y la comunicación digital han contribuido en los últimos años a mejorar esta diferenciación de producto, agilizando el contacto, la conversación y transmitiendo, no solo el valor del producto, sino una historia que crea una experiencia completa con la marca.post-gastronomia

Las formas de comunicación digital admiten tantas posibilidades como personalidades, criterios u objetivos. Pero hay una serie de factores que deben formar parte de una estrategia de comunicación gastronómica en medios digitales:

Sé divulgativo. Es cierto que el mundo foodie está aumentando considerablemente, que cada vez más gente se interesa por aprender sobre vinos y la gastronomía en España está en un boom…pero no todas las personas que forman parte de tu comunidad son expertos en tu producto. Claro que tienes que ser riguroso en lo que cuentas, pero si hay que hacer un curso en el Basque Culinary Center para entenderlo, no lo estás haciendo bien.

Yo, yo, yo…No hables solo del producto. Tu realidad es mucho más compleja…y atractiva. Siempre hay tiempo para hablar de tu vino, pero ¿qué lo hace único? ¿Cómo es el suelo donde crecen las cepas? ¿Por qué son así los diseños de vuestras etiquetas? Se puede aportar mucho más sobre el producto hablando de otras realidades que hablando únicamente sobre el mismo.

Sé único. Bueno, sé único, diferente y reconocible. Si tu producto lo es, ¿acaso no debe serlo tu forma de comunicarte? Dedica tiempo a crear un layout que transmita tus valores de marca y un código de comunicación en redes sociales que permita identificarla en cada post, tuit o comentario.

Si no ofreces algo diferente, ¿por qué seguirte? Tu calidad ya la esperan, pero seguro que tu producto, tu restaurante… ofrece algo que sólo tú puedes dar. Los consumidores buscan ese algo. Si eres capaz de comunicar lo que te hace diferente, esa exclusividad, esa diferenciación, esa historia…conseguirás alejarte de tus competidores, generando una experiencia de marca que lo convierta en algo aspiracional.

Acércate. Las redes sociales nos acercan a nuestros públicos, pero necesitan que tú también te acerques. ¿Quién hay detrás de esa botella, de ese paquete, de esa lata? Ponle cara a tus contenidos, muestra a las personas que forman parte del proceso. Utiliza el formato vídeo para que hablen, expliquen, muestren…generarás confianza e identificación.

Cuida lo local, aspira a lo internacional. Puede que tus clientes actuales ahora mismo solo se encuentren en España, o incluso en tu región. Sin duda te debes a ellos, habla, conversa, cuídalos, pero no renuncies a las posibilidades que te ofrece el mundo digital. ¿Por qué no comenzar a publicar en dos idiomas o adaptar la tienda online para servir en otros países? Un poco de trabajo y unos pequeños cambios, pueden darnos un enfoque global y redimensionar nuestra empresa.