Indie PR + digital | 5 años redescubriendo EdgeRank
2819
post-template-default,single,single-post,postid-2819,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

5 años redescubriendo EdgeRank

5 años redescubriendo EdgeRank

En Indie PR acabamos de cumplir 5 años y para celebrarlo queremos analizar uno de los más grandes desafíos a los que nos hemos enfrentado en la comunicación digital. Facebook, Instagram y el resto de redes sociales han marcado especialmente el posicionamiento innovador de nuestra agencia desde su nacimiento. Por eso, vamos a daros algunas claves que hemos aprendido estos años de transformación de las redes y su uso. En particular hablaremos  del algoritmo de ranking que establece las posiciones de los posts en el feed: Edgerank.

En el 2017 ya tenemos más que asumido que Edgerank no va a parar de cambiar, adaptándose a las necesidades de los usuarios como ha hecho hasta ahora. Edgerank no solo busca ayudar a los perfiles (y marcas) a ganar visibilidad y poder establecer una comunidad interactiva con sus seguidores sino que busca la rentabilidad para el negocio que suponen Facebook e Instagram. Edgerank establece un sistema de puntuaciones en base a nuestra interacción. Es como un juego en el que ganas puntos poedge rank infografiar seguir a otros, compartir publicaciones e interactuar para así aumentar tu visibilidad. Los edge son las acciones que realizan los usuarios a los que se les otorga diferente peso.

Para poder saber cómo ha cambiado este algoritmo durante estos cinco años primero deberíamos remontarnos al 2009 cuando cambió la priorización y visibilidad de los post de un orden cronológico en orden inverso a un tipo de organización basada en la popularidad, que se contabiliza en base al engagement de cada post.

En el 2011, sin embargo, se mezclaron  los dos tipos de organización, incluyendo el orden cronológico inverso y la personalización de interacciones previas). Además se incluyó la barra lateral para ver actividad  de nuestros contactos, sin incluirse siempre en el feed  para no ser intrusivo. Desde este momento se establecieron tres prioridades que definieron la visibilidad tanto Facebook como Instagram: afinidad, importancia y tiempo.  De esta forma es como nosotros en Indie PR lo conocimos y para aprender tuvimos que desaprender. Los cambios que se implementarían desde ahora determinaron el rumbo tanto de estas redes como de nuestra agencia.

– 2013: El cambio fue más profundo de lo que pareció. Además del diseño, Facebook modificó el algoritmo para darles la oportunidad a los posts con poca visitas para que creciese su interacción. Junto a ello, se destacaron las 50 perfiles o publicaciones  más frecuentes de cada usuario adaptándolo a él.

– 2014: Instagram, que ya había sido absorbida por Facebook, cambió por primera vez su algoritmo: la personalización tomó fuerza frente a la popularidad. Ese año, Facebook redujo el impacto de las marcas favorecieron a los cansados usuarios de tantas tretas para aumentar tráfico en páginas sin contenido afín. Facebook asumía su rol de negocio con necesidades financieras y la publicidad se convirtió en clave. Sin embargo, se facilitó la segmentación de los posts pudiendo incluir especificaciones geográficas o de relación, ya sea de primer (familiares y amigos), segundo o tercer grado. No se olvidó de las marcas, al contrario, facilito el alcance de estas pero una cosa empezó a ser clara, nada es gratis.

[su_pullquote align=”right”]“Mientras las páginas que hacían click baitbing lo notaron, la mayoría de las páginas no se veían afectadas por este cambio” Facebook[/su_pullquote]

Este mismo año comienza su batalla con Youtube como plataforma audiovisual, haciendo que se pudieran ver el número de visualizaciones de cada vídeo, además de incluir recomendaciones al terminar. Otra mejora fue en el buscador pudiendo encontrar con palabras clave, posts antiguos y usuarios con los que no tuviéramos conexión y poco después la búsqueda de Apps especialmente diseñadas a medida de los gustos de cada usuario.

 – 2015: Era el año de las noticias falsas y Facebook decidió limitar su visibilidad. Ya no era solo una red social, sino que, para muchos, ya era su principal fuente de información. Este año se impulsó la lucha contra el click baiting posts en los que se incitaba a dar likes o seguir sin realmente crear comunidad, la clave de la red social. Se reforzó la visibilidad de las cuentas a las que más acudía el usuario. Pero las que acababan de nacer y acudían a Facebook para buscar una oportunidad vieron reducido su impacto. Edgerank en este momento daba mucha importancia a la interacción al establecer la visibilidad pero se quedaba corto porque los usuarios quería poder acceder a noticias de actualidad aunque no le dieran like por lo que empezaron a monitorizar la cantidad de tiempo que los usuarios pasaban mirando un link para que así le apareciera a sus amigos. Una buena noticia para las marcas fue la inclusión del botón de Shopify, la plataforma de e-commerce pudiendo desde entonces comprar y vender directamente a través de las redes y compitiendo así con Google y Pinterest. Otro cambio fue la inclusión del botón Add link para facilitar el intercambio de publicaciones, sobre todo en dispositivos móviles y se empezaron a compartir GIFs en el feed que inundaron la red.

– 2016: Este año se pusieron las pilas efectuando muchísimos cambios intentando ofrecer soluciones mejores a problemas previos. Se siguió adaptando aún más el contenido a las interacciones previas de los usuarios, se prohibió a las páginas de noticias falsas incluir anuncios,  se multiplicó la lucha contra el click baiting midiendo la cantidad de tiempo que los usuarios pasaban en cada página, y bajando la posición de las páginas que utilizaban repetidamente esta técnica. Básicamente se reforzaron cambios que ya se habían intentado establecer además de inclusión de los videos LIVE y su priorización en el feed.

– 2017. El comienzo de este año ha estado marcado por los Stories y la priorización de los videos pero aún  nos queda mucho por descubrir. El último cambio que hemos experimentado ha sido la posibilidad de incluir hasta 10 fotos en un único post de Instagram.

Estos años hemos aprendido y crecido junto a estas redes que se han vuelto parte de nuestra vida y nuestro trabajo diario. Sabemos que para ofrecer la mejor comunicación de calidad a nuestros no podemos dejar nunca de aprender e innovar mirando siempre al futuro y eso es lo que seguimos haciendo cada día. Facebook e Instagram han crecido exponencialmente y nosotros en INDIE también: como empresa, como agencia y como personas.