10 planes ahora que eres single

En Indie hemos mirado el calendario y nos hemos dado cuenta de que en nada estamos en San Valentín. Uno de esos días del año marcado en rojo por los encargados de los grandes almacenes de medio mundo. Y como aquí creemos en el amor tanto como en el desamor, pero el de verdad, no en el que se ve en los anuncios de las marcas de bombones, vamos a reflexionar sobre situaciones más o menos curiosas que, no nos engañemos, en mayor o menor medida nos han pasado a todos. Eso sí, con mucho humor. Advertencia: si eres un enamorado o un cursi patológico, abstente de seguir leyendo.

Y empezamos esta carrera hacia ‘San Desvalentín’ con esos planes que no has podido hacer mientras has estado bajo el yugo de una relación que no te dejaba en paz. Unos planes que bien podrían seguir rigurosamente las fases del duelo: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

014a71524333b2e3da7ccadfa7a9d6ebNosotros nos vamos a centrar en la negación y la ira que, a fin de cuentas, son las que acaban proporcionándonos las anécdotas más divertidas.

En el caso de las mujeres, el primer paso es evidente tras acabar con ese chico tóxico del que aún a pesar de todo sigues enamorada. ¿Cómo? Pues arrasando en las tiendas de ropa: comprando esa falda de cuero y esa camiseta que deja poco a la imaginación, pero que te encanta y que nunca veías el momento de ponerte, “porque con éste como que no, y cuando salgo con amigas, no quiero que se me acerquen los típicos tíos que van a pillar cacho en Gabana, como si no hubieran visto una fémina en su vida”. Así que sin perder ni un segundo, te recorres la Gran Vía y parte de Fuencarral como una posesa en pos de ese modelito con el que arrasar el viernes noche y dejar a todos los hombres ojipláticos.

accidentes_de_cocheSi por el contrario eres un chico, seguro que el primer recurso es pasar las siguientes 38 tardes-noches con tus colegas y varios litros de cerveza sin ningún tipo de reparo, remordimiento de conciencia o llamadas y WhatsApp que la pesada de tu novia te mandaba para cortarte el rollo mientras disfrutabas de una agradable velada con tus amigos. No en vano, hay rigurosos estudios que aseguran que los partidos de fútbol tienen mucha más afluencia, tanto en los campos como en el share de la televisión, cuando se rompen más parejas, algo que los cerveceros de España corroboran con el consumo de zumo de cebada.

Nuestro tercer plan, fruto de varias semanas de resacas infernales, es, para ambos sexos y orientaciones sexuales, investigar sobre los gimnasios del barrio. Ya has pasado la fatídica época de beber para olvidar y un día te levantas con una energía renovada dipuest@ a cambiar tu vida, empezar de cero y coger el toro por los cuernos. Qué mejor plan que, al salir de currar, darte un vuelta por los gimnasios que tienes cerca de casa e informarte sobre tarifas, clases de spinning y paseíto por las máquinas para observar el percal de los usuarios.

Otro buen plan de soltero es ‘latinear’ los domingos, o lo que es lo mismo: pasarte imagestodo el Día del Señor a vinos, cañas y lo que surja en algún barrio chulo de tu ciudad. Una idea a veces excesivamente cara y harto peligrosa si eres de ésos a los que te gusta el vermouth, los mojitos y los gin tonics, pero que al día siguiente tienes que estar en la oficina a las 9 de la mañana. Aunque a ver quién dice que no a un poco de fiesta ante lo depresivo que es el domingo…

Otra cosa que seguro vas a poder hacer sin ningún problema y que antes te daba más reparo es acabar de after en casa de unos chicos a los que has conocido una noche y que antes no hacías “no porque a éste o ésta le moleste, pero me sabe mal, ¿sabes?”. Estos afters, que se sabe cómo empiezan pero nunca como acaban, pueden ser un cúmulo de anécdotas que contar a los amigos el lunes. Nunca desperdiciemos unas cervecillas con Kellog’s después de que nos cierren el Wulitzer.

benidorm-nocheUna vez que vas asentándote en la complicada y social vida de single, con tus rolletes pasajeros, los planes con los colegas, el renovado armario y la información de los gimnasios del barrio, otra acción que no está nada mal son los viajes de fin de semana con los amigos. Basta ya de coger un hotelito con encanto en Toledo y pasear por el Alcázar viendo el atardecer con esa cara de atontado y esas autofotos que os hacíais y que NUNCA salían bien. Eso se acabó. Los viajes ahora serán en un Polo descacharrado a Marina d’Or, a Granada o, los más afortunados, a Ibiza. ¿Y a qué? Pues de turismo alcohólico y nocturno y artístico, que nunca hay que descartar volver con algún tatuaje o piercing en zonas cuanto menos curiosas de nuestra anatomía. Que para qué nos vamos a engañar… Eso del niño feliz de Marina d’Or bajando por el tobogán no hay quien se lo crea…

Pasan los meses y los panfletos del gimnasio están empezando a coger un color amarillento que no queda muy bien en la mesa de la tele… Un día, después de zamparte una hamburguesa con patatas que has pedido a domicilio, te quedas sin servilletas y casi te limpias los morros con uno de esos. BASTA. Ese día es el punto de inflexión: “Mañana me apunto al aqua gym, que no sé muy bien qué es, pero seguro que hay cuerpos semi desnudos en el agua y además, no queda nada para verano”.

No te creas que los planes de singles se reducen a los amigos, las fiestas y los rolletes… En absoluto: ser single es mucho más que eso, porque también se puede ligar en el curro. Ahora ya podrás tirarle los trastos a la rubia del departamento de Marketing que toda la vida te ha encantado, pero que claro, antes… Y si no es en el curro, siempre podrás irte a fingir que entiendes de música y que tienes un tocadiscos mientras te pasas tres horas en la sección de vinilos de la Fnac. Esa táctica rara vez falla.

042812_1616_Loquesequed1-1024x640Y ahora en serio. Siendo soltero puedes volver a ir a los conciertos que de veras te
gustan (sea de Sigur Ros o Maldita Nerea), además, podrás ir a verlos todos, porque
habrás ahorrado importantes cantidades de dinero dejando de ir al cine a ver películas protagonizadas por Jennifer Aniston o por Van Damme, según seas hombre o mujer o tu orientación sexual. También puedes empezar a ir al teatro, o quién sabe, hasta a la ópera, por la misma razón de antes. Volviendo a los estudios, hay alguno por ahí que dice que la ruptura de parejas ha hecho más daño al cine español que el 21% del IVA cultural, pero claro, eso no lo dicen en la Gala de los Goya.

Y por último, el plan que cierra esta lista y que, si eres single te reafirmará en tu 1558_producto_normalestado, y que si estás eternamente enamorado, te hará plantearte muchas cosas, es que vuelves a ser el hijo o hija de tu madre. Al principio, fingirá que sufre por ti, pero en realidad, acabará confesándote que “nunca le gustó es@ chica@” y que tú vales mucho más; y créeme, las madres pueden llegar a ser muy convincentes. Empezarás a ir más veces a casa, y ella te recompensará con copiosas comidas de tus platos favoritos. Si además eres un adict@ a las compras, ella será una gran impulsora de tu renovación de armario. Con ella podrás ir a la pelu, ponerte mechas o quitártelas, y hasta no te dirá nada el primer día de verano cuando te vea que te asoma ese dragón por la línea del bikini que te hiciste ese fin de semana cultural en Benidorm.

Aquí acaba nuestra pequeña lista de planes. Vosotros, singles, no tardéis mucho en hacerlos, que ya se sabe, Cupido lanza la flecha cuando menos os lo esperáis, y para cuando os queréis dar cuenta, volvéis a estar locos de amor por otra chica o chico que os hará olvidar los malos momentos del pasado. Y a vosotros, enamorados, tal vez no entendáis ni una palabra de este post, pero os digo una cosa… La vida de single MOLA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *